El 21 de junio de 1850 nació el fundador de las Hermanas Trinitarias.

La fidelidad a la llamada de Dios marcó su vida y esa misma fidelidad le llevó a entregarse sin reserva fundando la obra bajo su lema: UNA PUERTA SIEMPRE ABIERTA.

Para conocer más sobre el Padre Francisco Méndez, haz clic aquí.